"QUEDA LA MÚSICA"

"Queda la música".

¿Es un libro de poesía o es tal vez una caja de música?

¡Es un libro de poesía! Porque sólo en un libro de poesía las cuerdas rotas de un violín pueden sustituirse por las estelas que dibuja en el aire el vuelo de las golondrinas.

¡Es una caja de música! Porque esconde un laberinto mágico de imágenes, sonidos y emociones, una maquinaria secreta que se despierta al levantar la tapa de cada poema ...

Primeras páginas

Mira quien habla de "QUEDA LA MÚSICA":

Escribe tu Opinión:

¿Qué te parece este libro?
( Media: 0.00, Votos: 7 )
 
Titúlo:
 
Escribe tu opinión:
 
Escribe tu nombre:
 
Código de seguridad:
Página: 1 2
"Queda la música"
Publicado por: Anabel Sáiz Ripoll desde el blog "Pizca de papel" el día 08/01/2014
Queda la música de Antonio García Teijeiro y Tesa González. Amigos de Papel, 2013. Cartoné, 25x17,5 cm.,52 pp., 15.60 .
 

Por Anabel Sáiz Ripoll.

"Pero queda la música" canta Luis Eduardo Aute al final de una de sus composiciones. Pero queda la música, ni más ni menos. Frente a los vaivenes de la vida, a los contratiempos, a las mudanzas, a las tribulaciones personales, a los sinsentidos, pese a todo y mucho más, nos sigue quedando la música. Y esa evidencia la recoge en versos Antonio García Teijeiro y la plasma en ilustraciones Tesa González en este libro precioso titulado, precisamente, Queda la música.

Al principio, el sonido se confunde con el viento, pero, poco a poco, se impone la realidad: es el eco de un instrumento. Y a partir de aquí, el pentagrama, silencioso, comienza a poblarse notas danzarinas, fugitivas, juguetonas, graciosas que, con sus bailes, van dotando de vida a los instrumentos. No hay melodía sin música. No hay música sin instrumentos. Sin partituras ¿qué hay? Las notas, como si fueran hilos, en una metáfora muy acertada, van tejiendo su especial urdimbre y surge una sonata, un violonchelo, una zanfona... 

Queda la música es un paseo exquisito por los orígenes de la música, por el pentagrama, por las notas y los compases. Después, ese mundo, en apariencia abstracto, de la mano del poeta, se humaniza y la melodía se impone. De esta manera, tras un preludio de tanteos, aparecen los instrumentos, el violín, el violonchelo, el piano, la viola, el oboe, el clarinete e, incluso, la humilde gaita, en claro homenaje a la tierra del poema ("Sueños de gaita. / Canciones mudas./ Cuentos sin voz./ Notas oscuras.").. Todos forman parte de una orquesta muy especial, que emociona, que divierte, que baila y sueña. Teijeiero aprovecha también para homenajear algunos estilos como es el jazz o al grupo musical "The Beatles" que, por obra y gracia de la poesía, queda inmortalizado ("Tenían un submarino amarillo / en el que viajan / por el fondo del mar / de los sueños"). Así, se personifican el bajo de Paul, la guitarra de Harrison o la batería de Ringo porque, como resumen Lennon: "Paz, amor y rock and roll". 

No olvida tampoco el poeta la armonía dulce y galante del Versalles del XVIII ("Damas y caballeros, / con collares y sombreros, / se mueven con elegancia") ni la esencia del haiku ("En un columpio, / vaivén de notas locas./ Ríen los niños").

La melancolía, el sueño, el juego, pero también la diversión y la alegría aparecen en estos poemas que son un verdadero regalo para los sentidos. Teijeiro juega con la metáfora, con la personificación y con las elipsis para crear una atmósfera musical muy contagiosa. Son poemas juguetones que bailan al son de las palabras, que crecen y se adelgazan, que cambian de línea y vuelven a subir Las ilustraciones de Tesa González acentúan el lado naïf del poema. Palomas de papel que llevan en su pico mensajes especiales, las notas que se arremolinan formando un mosaico de color, el pentagrama que se "se levanta de la cama", las manchas luminosas que no significan nada pero que lo contienen todo, las letras caprichosas, un pez salado tocando el fagot, el moscardón que vuele ruidoso o el abuelo que toche el chelo e, incluso, los besos del trombón que no son solo abstractos sino besos reales o los Beatles y el ronquido del contrabajo. Y, por último, el final, en un tren singular, el de los instrumentos que: "Unas veces dicen: ¡ven! / Y otras dicen: ¡Vete!".

Queda la música es un poemario infantil, pero al alcance de todos. Cuando uno es niño, parece decir el poeta, puede entender mejor la poesía porque tiene los ojos del alma limpios y no necesita nada más que sentir. Eso se pide a los lectores del libro, que sientan y se dejen envolver. Niños y mayores unidos por el mismo embrujo, el de la música. Es un libro que apela al sueño, a la sensibilidad y a la ilusión: "Quiero soñar. /Quiero escuchar / notas que brillan / cerca del mar". Abramos nuestros sentidos y, atentos, que la música empieza.
El libro es un álbum ilustrado, editado con mimo por Amigos de Papel. Otro regalo de Reyes.
La OEPLI recomienda "Queda la música"
Publicado por: Sara Moreno, Presidenta del Consejo General del LIJ el día 20/09/2014
QUEDA LA MÚSICA    
Autor/ra: Antonio García-Teijeiro
Ilustrador/ra: Tesa González
Editorial: Amigos de Papel
Lugar y fecha: León, 2013
ISBN: 978-84-9399348-1
 
 

Tener en las manos un libro TAN BONITO es un regalo. Poder tocarlo, mirarlo, pasar sus hojas, sentir la textura del papel, perderse en los colores en las formas que lo llenan, un lujo.
Gracias a la editorial Amigos de Papel por embarcarse de nuevo en un proyecto tan interesante, tan ambicioso , de tal calidad como se merecen sus autores Antoni García Teijeiro y Tesa González.
Garcia Teijeiro os ofrece un amplio abanico de poemas, en forma y tema dejando ver su corazón en ellos, su amor por su tierra natal, por la música: el jazz, el rock, los Beatles. Homenajea a dos poetas catalanes y se atreve con haikus. Una delicia leerlos, un placer escucharlos, fáciles de aprender por los niños. Perfecto para la clase y los profesores de música, para la de lengua, para la de matemáticas. Perfecto para recitar antes de dormir y jugar con ellos en un viaje, en un cumpleaños, en una reunión. Recrearse con su lectura en solitario.
En cuanto a la labor de Tesa González, impecable, creativa, logrando un álbum ilustrado en el que como es de rigor las ilustraciones se leen, no son un simple adorno o complemento al texto. Un libro muy trabajado de principio a fin presentando sus formas ya características de guarda a guarda sin pasar detalle. 

SARA MORENO VALCÁRCEL

 

http://www.oepli.org/pag/libros/libros.php?editorial=Amigos+de+Papel

uno de los mejores poemarios que ha caído en nuestras manos
Publicado por: CUENTOSSINCUENTOS.COM el día 21/04/2015

Cuentossincuentos, 21 de marzo de 2015


¿Es un libro de poesía o es tal vez una caja de música?
¡Es un libro de poesía! Porque sólo en un libro de poesía las cuerdas rotas de un violín pueden sustituirse por las estelas que dibuja en el aire el vuelo de las golondrinas.
¡Es una caja de música! Porque esconde un laberinto mágico de imágenes, sonidos y emociones, una maquinaria secreta que se despierta al levantar la tapa de cada poema …

En nuestra opinión es uno de los mejores poemarios que ha caído en nuestras manos últimamente. Combinando la poesía de Antonio García-Teijeiro, la música y las delicadas ilustraciones de Tesa González se logra un álbum perfecto para regalar (a los demás y a uno mismo) y leer, leer y releer hasta aprenderlo de memoria y aún así, imposible aburrirse de él. Los matices son inagotables, encada repaso del libro aparece un detalle que lo hace único. Imprescindible.


entonando versos musicales.
Publicado por: Ana Nebrada para Bibliobrazo el día 06/05/2015

Queda la música. Antonio García Teijeiro y Tesa González

6,mayo, 2015.

Ana Nebrada para Biblioabrazo

Cada libro de poemas que nos llega y nos sumerge en esa mágica manera de combinar palabras, lo celebramos; porque además la poesía sigue siendo un género minoritario, en los autores, editores y también los lectores.

Para quienes estamos cerca de los niños, sabemos del potente atractivo que la poesía tiene para ellos: la rima, el ritmo, la sonoridad y la musicalidad son elementos dominantes que conducen como un juego, como palabras-estímulo, hacia el conocimiento del mundo.

Poesía y música se unen en este poemario, del que disfrutamos y nos dispara mil ideas para seguir creando, recordando y entonando versos musicales.

Queda la música

Antonio García Teijeiro

Ilustraciones de Tesa González

Editorial Amigos de papel, 2013

 

Nos gusta cuando un libro nos despierta las ganas de hacer algo parecido a lo que sucede dentro de él.

Antonio García Teijeiro hace un homenaje a la música en rima entre olas de mar y ramas de árboles, la voz del viento y la luna: la Naturaleza también está muy presente en estos poemas.

!Nada falta en esta partitura! las notas, las claves, el compás, trompas, violines, timbales, fagot, el chelo, trompetas y hasta una gaita que llora.

DO duerme DOblada

RE vuelve a REir

MI canta a los MIrlos

FA quiere un FAquir

SOL está muy SOLa

LA corre de LAdo

SI grita en SIlencio

DO lanza los daDOs

------

Calla un momento.

Suena a lo lejos

un instrumento.

¿Sabes cuál es ?

No, no lo sé.

¿Lo sabes tú?

Es un laúd.

Calla un momento.

Quiero soñar.

Quiero escuchar

notas que brillan

cerca del mar.


Los poemas enseguida se presentan con esa vocación de juego y de sonidos, con ese quehacer en atar y encadenar palabras del que surgen las variadas estructuras poéticas de  pareados, numeraciones, encadenados, preguntas y respuestas…

Este suceso poético en el libro siempre nos induce a la creación de nuestros propios versos y poemas. Este libro es un tesoro.

El contenido musical se extiende más allá de los instrumentos musicales, y surgirá el jazz, el rock, el minué y un entrañable homenaje a los Beatles.

Ringo toca todo el día

su incansable batería.

Vuelan locas las baquetas

y no saben estar quietas.

Los redobles,

como truenos,

turban paisajes serenos.

Solo el chaston

y los platos,

rien poco,

hablan bajo.

Y, en medio de la canción,

la batería, orgullosa,

marca el ritmo

con su son.

                                   -------------------------------------------------------

Los instrumentos

y los versos

son juguetes.

Una veces dicen:

!Ven!

Y otras veces dicen:

!Vete!

¿Habéis visto qué ilustraciones tan curiosas, creativas y divertidas hace Tesa González? Una composición collage con tramas diferentes de papel, ceras, rotuladores, tizas y manchas de acuarelas llenas de personalidad y fuerza.

Una apuesta muy acertada por parte de la editorial Amigos de papel.

Ya tenemos sitio en la estantería para este libro de poemas.


https://biblioabrazo.wordpress.com/2015/05/06/queda-la-musica-antonio-garcia-teijeiro-y-tesa-gonzalez/

DIA DE LA MÚSICA
Publicado por: Mireya Matilla en el blog de la Biblioteca de la Virgen del Camino el día 22/11/2015

La Recomendación de hoy dedicada para todos los que nos animan la vida con su música.

'Queda la música' Antonio García Teijeiro Edit. Amigos de papel.

Un precioso libro de poesía, que nos sumerge en esa mágica manera de combinar las palabras y que para los niños es altamente atractivo: el ritmo, la rima, su sonoridad...
Poesía y música van de la mano en este libro en el que el autor hace su particular homenaje a la música acompañado de la naturaleza.

En él aparecerán notas, claves, trompas, violines, compases, timbales, fagots, trompetas...

Y las ilustraciones ¡Espectaculares! Creativas y divertidísimas. Tesa González utiliza collage, diferentes papeles, ceras, tizas, cargados de personalidad y mucha, mucha fuerza, y no pasarán desapercividas para nadie.

Página: 1 2
 

 

2012-2013 © Amigos de Papel | Powered by Agronet